Publicado el 31/07/2016


"Uno para todos y todos para uno" era el juramento de Los Tres Mosqueteros por medio del cual  expresaban  fidelidad a la amistad que los unía, en aquel popular libro de Alejandro Dumas.
 
Cuando se acercó a dar su testimonio Catalina,  estudiante avanzada de la Lic. en Periodismo de la modalidad a distancia, no imaginé que nos iba a llevar a la Francia del Antiguo Régimen (1600), en medio de la transmisión por streaming que estábamos haciendo desde You-Tube para la Jornada de Ingreso del segundo cuatrimestre de 2016.
 
En la modalidad a distancia no solo es importante el apoyo del profesor, dijo Catalina, sino el apoyo entre nosotros, entre los compañeros.  Nosotros tenemos un grupo con Carlos y Nicolás. Carlos es de la Rioja, Nicolás es de Santa Fé y yo soy de Misiones.
Estamos en el último tramo de la carrera de periodismo y para mí es fundamental el apoyo de mis compañeros. Somos los tres mosqueteros: uno para todos y todos para uno. Sin ellos yo no podría haber seguido. Los tres comenzamos juntos y seguimos.
Ahí está la base, entre todos nos apoyamos, sino es muy difícil continuar, uno se siente solo.  Los fines de semana, salvo cuando hay fútbol, nos juntamos.
Y todo se puede combinar, porque Nicolás tiene 30 años, Carlos tiene 40 y yo  casi 50 así que la diferencia de edad no es un problema y eso que son edades muy diferentes…

Era muy importante el testimonio que estaba dando Catalina para todos los estudiantes de la modalidad que la escuchaban. Entonces le hice una pregunta clave:

-Catalina ¿cómo se juntan los fines de semana?

- Por Skype, me respondió con naturalidad. Nos juntamos por Skype y tenemos un grupo de Whatsapp.

Algo impensado para Athos,  Porthos y Aramis que luchaban a capa y espada, cuerpo a cuerpo.

Sin embargo, para ganar la batalla del  conocimiento en la Era Digital, Catalina, Nicolás y Carlos necesitan una espada diferente... La espada de la victoria hoy se llama Skype.

Skype les permite juntarse los fines de semana aunque no vivan en las mismas ciudades. Les permite organizar sus trabajos prácticos juntos, definir sus estrategias de estudio, intercambiarse información  para avanzar en cada materia, preparar sus exámenes orales.

Skype es el dispositivo que habilita la construcción de la red. Es la tecnología que sostiene y contiene a la comunidad de estudio. Skype es una medicina efectiva y recomendada contra la soledad del estudiante a distancia.